Métodos de estimulación de 12 a 18 meses

_FER5163

De 12 a 18 meses

A esta edad, el niño pronuncia sus primeras palabras, y su visión y audición son similares a las de los adultos. Sube y baja escaleras, es capaz de incorporarse desde la posición de echado o de genuflexión. Se pone en pie y da algunos pasos.

A las pautas de estimulación descritas en el punto anterior, se le añaden

Jugar diferenciando nuevos materiales

Enséñele a diferenciar los materiales:

  • Déle una cartulina y plastilina. Pronto descubrirá que la cartulina se puede doblar y romper, y que manipulando la plastilina puede modelar varias formas. Incítelo a hacerlo.
  • Hágale hojear un libro con páginas bastante gruesas y luego algunos libros viejos. Hágale notar la diferencia de su tacto.

Ganar equilibrio y seguridad

Enséñele a sentarse en una silla:

  • Primer paso: siéntese en un escalón y ponga al niño frente al escalón para que vea el sitio donde se sentará, luego hágale girar y empújele suavemente hasta que se siente.
  • Segundo paso: haga lo mismo con una silla y después con una silla colocada frente a una mesa.

Enséñele a ponerse de pie sin ayuda.

Mejore la marcha:

  • Cuando el niño camine con seguridad sobre un suelo liso, hágale andar sobre superficies desiguales.: en el jardín, sobre la hierba, sobre la tierra, por la arena, etc.
  • Hágale andar transportando cosas (le dará más habilidad para mantener el equilibrio).
  • Hágale andar arrastrando un juguete, para que aprenda a orientarse en el espacio sin necesidad de mirar en la dirección de la marcha.
  • Enséñele a superar obstáculos bajos, a subir el paso de una puerta, subir y bajar aceras.
  • Regálele juguetes de superación de obstáculos.

Desarrolle los movimientos finos de la mano:

  • Enséñele a manipular piezas de construcción de distintos tamaños y formas, y a colocar las cosas y hacer construcciones. Por ejemplo: colocar objetos pequeños sobre otros más grandes, construir torres con cubos, encajar objetos de distinto tamaño uno dentro de otro, colocar objetos en fila.
  • Hágale sujetar en equilibrio dos cubos en una mano, incitándole a evitar que se caigan.
  • Hágale hacer movimientos de coordinación: echar monedas en una hucha, poner y quitar el tapón de una botella, sacar objetos de una bolsa, abrir y cerrar cajas, insertar un palo en un agujero, deslizar anillas por una varilla.
  • Comience a enseñarle a comer con la cuchara sin ayuda, y a pinchar la comida con el tenedor.
  • Hágale introducir objetos de formas distintas en los huecos correspondientes (el redondo, en el círculo, etc.). Existen juguetes con distintos tipos de formas en los que, una vez introducidos correctamente los objetos, el niño debe abrir las distintas puertas con llaves diferentes para volver a sacarlos.
  • Hacia los quince meses, ponga en la mano del niño un lápiz acho y corto. El niño lo agarrará y comenzará a hacer rayas sobre un papel, inicialmente rectas y luego más curvas y elípticas. Incítele a usar ambas manos, una después de otra, con ese fin.

Mejore los movimientos finos de las manos:

  • Incite al niño a recortar y pegar imágenes, jugando con tijeras para niños, así como con puzles y juegos de ensamblaje.
  • Enseñe al niño a usar correctamente el tenedor y el cuchillo.

 


Fragmento textual del libro Hijos mejores: guía para una educación inteligente Dr. Francisco Kovacs, Ediciones Martínez Roca, 1999.

Dr. Francisco Kovacs (Palma de Mallorca, 1964), licenciado en medicina a los 19 años y doctor suma cum laude a los 22, dirige varias líneas de investigación y es autor de numerosos artículos científicos publicados por las revistas médicas de mayor prestigio internacional.

COMPARTIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR Y CERRAR AVISO