¡Niños al suelo!: La importancia del arrastre y del gateo

2015_allkids_jaen (19)

¡Niños al suelo!: La importancia del arrastre y del gateo

Las sillas de paseo nos facilitan la vida y consiguen que nuestros hijos puedan acompañarnos desde que nacen a casi todos sitios sin tener que cargarlos en brazos. También los parques-cuna—aunque ya casi no se venden por falta de espacio en las casas-, llenos de juguetes, nos ayudan a que el niño esté controlado, se ensucie poco y no corra peligro. Pero si conociéramos los innumerables beneficios que tiene dejar a nuestros hijos en el suelo, no nos dejaríamos frenar por las incomodidades.

Llega el buen tiempo y además de pasear por los parques de la ciudad con tu hijo, aconsejamos que nos paremos en alguna zona del parque y dejemos a nuestros bebés tocar la hierba, gatear o arrastrarse sobre ella.

Es asombroso ver lo que ocurre en el cerebro de un niño mientras está gateando. Y es fundamental no adelantar y forzar al niño a que camine antes de la cuenta. El gateo favorece la relación entre los hemisferios cerebrales y prepara la vista y la mano para la fascinante aventura, no muy lejana, de aprender a leer y escribir.

Son muchas las mejoras que podremos observar en los niños a nivel corporal y visual:

A nivel corporal:

  1. El gateo desarrolla la estructura de hombros, codos, muñecas, rodillas y tobillos al estirarse-sentarse-gatear-sentarse-gatear-estirarse e intentar ponerse de pie.
  2. Al pasar por diferentes terrenos y tocar diferentes texturas, el gateo desarrolla la sensibilidad táctil de los dedos y la palma de la mano que le facilitará en un futuro el agarre de objetos pequeños como el lápiz al escribir o pintar, o el tocar instrumentos de cuerda o viento.
  3. En esta etapa también tiene lugar la maduración de la motricidad fina (manos-dedos) pudiendo coger objetos con el dedo pulgar e índice de manera simultánea (tipo pinza).
  4. El gateo armónico y continuado proporciona al bebé una capacidad respiratoria superior que cuando está inmóvil, lo que aumenta la oxigenación de su cerebro, y también facilita su capacidad respiratoria para cuando empiece a balbucear o hablar.
  5. El gateo obliga al movimiento simultáneo del brazo y la pierna contrarios, situación que favorece, a nivel neurológico, la interrelación hemisférica. Por tanto, a más gateo, la velocidad de intercambio de información entre los dos hemisgerios será más rápida y eficaz. Un ejemplo práctico: le será mucho más fácil coger apuntes a la vez que escucha al profesor.

A nivel visual:

Al querer llegar al lugar donde hay un objeto de su interés, y luego cogerlo, le obliga a la coordinación óculo-manual (ojo-mano).

Además, ejercita cuatro aspectos importantes en la visión:

  1. Ejercita su visión binocular: el cerebro utiliza las imágenes que recibe de cada uno de los dos ojos y las fusiona en una sola imagen más completa.
  2. Desarrolla con gran intensidad la visión estereoscópica, es decir, la visión tridimensional que permite apreciar los volúmenes.
  3. Se estimula la convergencia y la acomodación, que permiten saber a qué distancia está un objeto y focalizarlo correctamente. Esto posibilitará en un futuro ver con claridad, facilidad y rapidez las cosas que están cerca (y las letras o dibujos de su libreta o de un cuento), así como las cosas que están lejos (la pizarra que ha de copiar), alternando ambos focos sin problemas. Por otra parte, saber a qué distancia están los objetos y su volumen, le permitirá poder cogerlos mejor y encajarlos con precisión en lugares determinados. Por ejemplo, los puzzles, juegos de encajar elementos/formas, meter y sacar cosas de los cajones que ya ha aprendido a abrir con facilidad, etc.
  4. Potencia la visión periférica, que es la que nos permite orientarnos en el espacio, informándonos de los movimientos en el entorno. Un sistema visual eficaz y rentable, será el resultado del perfecto equilibrio entre la visión periférica y la visión central.

Cómo fomentar el gateo

  • Si tu bebé pesa mucho, arrodíllate detrás de él, sujetándolo por el vientre con una mano y usando tu otra mano para ayudarle a mover hacia delante sus manos y rodillas de forma alternativa.
  • Si sois dos adultos, podéis usar una toalla rodeando su barriguita y levantándola de manera que se eleve del suelo y que sus manos y rodillas soporten parte de su peso. Entre los dos podéis ayudarle a avanzar: mientras uno le mueve las manos, el otro le va moviendo las piernecitas.
  • Podéis utilizar vuestro propio cuerpo como obstáculo para que tu bebé lo supere (túmbate en el suelo y deja que tu bebé pase por encima de tus piernas como si fueran una montaña rusa a su medida). Esto le obligará a coordinar y fortalecer sus brazos y piernas. Cuando lo consiga, prémiale con besos y abrazos.
  • También puedes construir obstáculos con almohadones grandes, mantas enrolladas, etc. (lo dejamos a tu imaginación).
  • A veces, subir algunos escalones (o pequeños tramos de escalera) pueden ser un buen estímulo para él. Tienen tendencia a hacerlo por propia iniciativa, por lo que es aconsejable que no le pierdas de vista y supervises su “pequeña” ascensión.
  • Acuérdate de cubrir las piernas del bebé con un pantalón largo o un mono de gateo para prevenir los efectos del roce cuando avance con rapidez por diferentes terrenos.
  • La natación (sobre todo cuando están boca abajo) facilita el movimiento de brazos y piernas como si gatearan, con la libertad de estar menos sometidos a la gravedad. A la vez, la resistencia que le ofrece el agua en el movimiento hace que su musculatura se desarrolle mucho mejor.
  • Por otra parte, si tu hijo tiene más de 10 meses y ves que ya tiene intención de caminar (sin haber pasado antes por la etapa de gateo) estos trucos pueden ayudarte a que no se pierda esta fase tan importante para su desarrollo.

 

Bibliografía:

Proyecto Príncipe. Asesoramiento familiar 113- Estimulación temprana 0-12 meses.

https://www.actualidadenpsicologia.com/gateo-fracaso-escolar/

COMPARTIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR Y CERRAR AVISO