Niños bilingües: ¿Cómo aprender dos idiomas desde bebé?

2015_allkids_jaen_bilingüismo

Niños bilingües: ¿Cómo aprender dos idiomas desde bebé?

Los niños nacen con la habilidad de ser bilingües o multilingües, pero no todos llegan a serlo.

Para que un niño llegue a ser bilingüe lo más importante es conseguir que su desarrollo del lenguaje sea una experiencia agradable y positiva. Su proceso de aprendizaje de una segunda lengua, al igual que la primera lengua hay que enmarcarla dentro del afecto. Se trata de crear las condiciones necesarias para que el lenguaje se desarrolle de forma correcta. Para ello es importante no corregir al niño constantemente, sino convertir el uso del lenguaje en algo agradable.

El desarrollo del lenguaje puede ser un proceso lento, pero en un entorno afectivo y rico en estímulos se efectuará con éxito. Cada niño sigue un proceso individual en el desarrollo de su lenguaje. Al igual que algunos niños aprenden a gatear o andar antes que otros, hay niños que hablan antes que otros, lo que no quiere decir por ello que sea mejor.

Para poder ser bilingüe, lógicamente, es requisito fundamental convivir o estar en contacto diario con alguien que hable en esa otra lengua. ¿A qué edad es mejor hacerlo? La mejor edad para aprender otra lengua, es entre uno y cinco años. El niño aprende de manera natural, sin esfuerzo, como si fuera un juego, sin darse cuenta que va utilizando vocabulario en dos idiomas. Los niños pequeños aprenden el idioma de forma natural, al igual que correr, saltar…etc. No se preocupan por encontrar la palabra correcta, ya que sólo les interesa comunicar su mensaje y recibir la información necesaria.

Podemos decir por lo tanto que el lenguaje no es un proceso de aprendizaje sino de adquisición. La adquisición de un idioma es el resultado de relacionarse con personas y jugar. Las investigaciones demuestran que los niños de 0 a 5 años tienen mayor facilidad para adquirir una pronunciación perfecta en dos idiomas que quienes aprenden un segundo idioma más tarde.

Además de la ventaja de la pronunciación,  el bilingüismo temprano da a los niños ventajas inmediatas en su desarrollo mental y social, y también puede tener ventajas a largos plazos interpersonales y culturales.

Es común oír que los niños pequeños con dos idiomas se pueden hacer un lío. Esto es totalmente falso. El segundo idioma no sólo no interfiere con el primer idioma, sino que servirá a la persona bilingüe para tener mayores oportunidades de pensamiento y razonamiento.

Al reflexionar sobre el bilingüismo podemos preguntarnos cómo favorecer a nuestros hijos en la adquisición de una segunda lengua, sin dominarla nosotros como padres. Pues lo primordial es educar su oído y para ello dejamos unos consejos para educar el oído de los niños.

Consejos para educar el oído de los niños.

  1. Escuchar música clásica: escuchar a compositores como Mozart o Vivaldi le dan la oportunidad de conocer un gran espectro de sonidos, algunos de los cuales -por ejemplo, los agudos- son poco frecuentes en el idioma español. Estas audiciones hay que repetirlas con asiduidad.
  2. Oír canciones en otros idiomas. Canciones o vídeos divertidos que sean de su interés.
  3. Enriquecer su propio idioma. Hablar a nuestros hijos con un vocabulario rico, sin abusar de diminutivos y palabras mal pronunciadas. Leerles cuentos antes de dormir…etc
  4. Jugar en el coche a juegos de palabras. Por ejemplo: vamos a nombrar en inglés los medios de transporte que veamos.
  5. Ver las películas o dibujos animados siempre en versión original.
  6. Visita el extranjero con tus hijos si tienes la oportunidad. Además de darles la oportunidad de mejorar el idioma les aportará conocer nuevas costumbres y culturas.

COMPARTIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR Y CERRAR AVISO